El FC Barcelona recibió este sábado por la noche al Celta de Vigo en el Camp Nou. Ambos en busca de tres puntos que serían vitales para cumplir con sus causas. Los azulgranas en busca de sumar y mantenerse líderes en la lucha por la Liga pero sobretodo aprovechar una oportunidad para mostrar su mejor versión frente a los suyos. Mientras que los celtistas se estrenaron bajo las órdenes de Óscar García en busca de nuevos aires y renovar sensaciones para salir de la zona de descenso

La carta de presentación del ex jugador azulgrana, nuevo entrenador del Celta de Vigo, dejó buenas sensaciones con una propuesta atractiva y ofensiva, hace falta tiempo para ver como se desarrolla la carrera de Óscar García en la primera división y que le depara el futuro a su actual equipo. Pese a las ideas impuestas por los visitantes no se pudo dar el resultado y siguen una jornada más en zona roja.

El marcador se abrió gracias a un penalti lanzado por Messi, provocado tras un centro que impactó en la mano del defensa, el 10 no perdona y da ventaja a los suyos. Más adelante en el partido durante un ataque del Celta cortado por una dudosa falta de Leo Messi en la que parece que toca antes el balón, el encargado de tirar: Olaza mete un buen gol de un latigazo con fuerza en el tiro libre. 

Antes de terminar el primer tiempo, el Barcelona se vuelve a adelantar con un espectacular tiro de libre de Messi y a principios del segundo tiempo suma otro brillante golazo a su cuenta, también a balón parado. El cuarto llegó procedido de las botas de Sergio Busquets quien cierra un gran partido con un buen gol.

Los tres puntos se quedaron en casa, el Barça suma a la luz de Messi quien otra vez tira del equipo con un hat-trick compuesto por dos golazos de tiro libre que añade a su registro donde ya suma más goles de tiro directo que cualquier otro equipo completo en Europa durante los últimos años, otro registro bestial para la historia donde Leo repite lo extraordinario, nueva brutalidad del argentino que además de goles, asistencias, generador de juego y pasador, ya se puede decir que también es el mejor cobrador de tiros libres del mundo. Vuelven los culés a ganar y sumar, aunque colectivamente sigue siendo un equipo irregular y que le cuesta armar jugadas que no inicien por el astro argentino. Una nueva goleada en la que lo más positivo: algo más de control con Busquets como punto de equilibrio y la genialidad de Messi que rompe el juego.

Notables: De Jong completó otra gran actuación, Ansu Fati vuelve a tener minutos, Junior Firpo terminó su mejor partido con la camiseta azulgrana y reclama más oportunidades al entrenador, vuelve Umtiti y se recupera Suárez.

Llega el parón de selecciones y a pesar de estar empatado en puntos con el acérrimo rival sigue líder con un genio iluminado a la cabeza del equipo mientras todos pongan una marcha más la situación en el Barcelona debe y puede mejorar. 

Por: Aina Canales