Sevilla y Leganés llegan en situaciones dispares al enfrentamiento de la jornada 15 que se disputará en el Ramón Sánchez-Pizjuán. El conjunto sevillista desea continuar en la parte más alta de la tabla clasificatoria y un cuadro pepinero que busca un estímulo para salir de los puestos de descenso.

El Sevilla, tercer clasificado con 27 puntos, reforzado por su pleno de victorias y clasificación matemática en la fase de grupos de la Europa League, debe dar el máximo para consolidarse en la pugna contra Barcelona y Real Madrid ante un rival que ya sabe lo que es dar la sorpresa en el Sánchez-Pizjuán, pues, la pasada campaña, el conjunto pepinero venció por 0-3 en el feudo sevillista, dejando sin apenas opciones de clasificar a Champions a los hispalenses. Sin embargo, tras la amplia renovación estival de su plantilla, los de Nervión han demostrado ser un equipo con una gran fortaleza.

Para este partido, Julen Lopetegui no podrá alinear a dos jugadores fundamentales en su esquema: Lucas Ocampos y Fernando Reges. El brasileño arrastra unas molestias en el tendón del aductor de su pierna derecha y será reemplazado, casi con total seguridad, por Nemanja Gudelj. Por su parte, Ocampos fue expulsado en Valladolid y sancionado con tres partidos y el técnico sevillista deberá elegir entre varios candidatos, tales como Franco “Mudo” Vázquez, Munir o Alejandro Pozo.

Alejandro Sánchez