En casa ante el colista de la Primera Iberdrola, David Aznar presentó, una jornada más, un once inicial con destacadas novedades. A la titularidad de Yohana (debido a una lesión de última hora de Ana Valles) se sumaron las de Asllani y Thaisa tras dos partidos en el banquillo. Entre las damnificadas, dos de las jugadoras más destacadas de las últimas semanas: Daiane y Jéssica. Contablizada esta décima jornada, el CD Tacón sigue sin tener un once tipo que logre convencer a su entrenador.

El conjunto madrileño arrancó fuerte, con mucha intensidad, generando jugadas de peligro muy pronto y presionando en campo rival, noqueando a un RCD Espanyol sin ideas ni recursos para disputar el balón. Así, a diferencia de anteriores encuentros, las locales creaban muchas ocasiones, pero lamentablemente pocas se traducían en disparos entre los tres palos. Aún así, la imagen de superioridad del cuadro de David Aznar era evidente. Al menos hasta llegar al borde del descanso.

En uno de esos minutos fatales en los que la promesa de éxito se convierte en tragedia, la colegiada no vio una mano de la defensa catalana y, en la siguiente jugada, un centro de falta acabó transformándose en el gol espanyolista mediación de Elba, que cabeceó muy bien ante una Yohana que pudo hacer bastante más.

Conexión sueca

Un jarro de agua fría que encendió más a las taconeras, quienes empezaron el segundo periodo aún con más ganas que al inicio del partido. Y sin dar tiempo a que el público se acomodara llegó el empate. Un milimétrico pase de Asllani a Chioma sirvió en bandeja el gol a Jakobsson, que venía en carrera desde atrás para golpear al primer toque el pase desde la izquierda de la internacional inglesa. Un merecido empate que dio alas a las locales, ya entregadas a la causa de ganar el partido.

El crono marcaba el minuto 49 de partido y el asedio del CD Tacón a la porteria perica era total. Las ocasiones se sucedían y todas las jugadoras pedían la vez para probar fortuna: Thaisa, Lorena (quien cada jornada se crece más, asentándose en el equipo como una veterana), Chioma, Asllani… Y fue sueca quien anotó el segundo certificando la remontada en el 70′. A pase de Jakobsson (de nuevo por la banda izquierda) la delantera no perdonó, batiendo a Mimi en el área pequeña.

Pudo caer algún tanto más, pero el marcador ya no se movió en Valdebebas. David Aznar respira y el equipo consolida su dinámica ascendente con cuatro partidos sin perder, logrando ocho de doce puntos disponibles. Sigue habiendo aspectos por solucionar como la sobrecarga de juego por la banda izquierda (la dependencia de Jakobsson empieza a ser preocupante, pues no parece que el equipo sepa ofrecer otras alternativas) o la neblinosa disposición tácnica de Asllani (obligada a retrasar su posición para iniciar ella misma las jugadas de ataque, recudiendo su aporte ofensivo y dejando al equipo sin una nueve definida), pero las sensaciones invitan a pensar en una segunda vuelta (ya a la vuelta de la esquina) muy positiva.