Llegar a Amsterdam, en las condiciones que llegaba el Valencia habiendo todo en juego por parte de los dos equipos, con las bajas que arrastra el conjunto de Celades, no invitaba al optimismo. Lo tenía el Ajax en su mano, el equipo revelación la temporada pasada en la Champions, el que nos enamoró con la misma propuesta vertical y generosa ofensivamente de siempre, por encima de resultados. Pero respondió el Valencia, no brilló su fútbol, pero si su pundonor, su compromiso, su profesionalidad, su generosidad en el esfuerzo, su fe, su efectividad. Son características tan válidas como cualquier otra, pero muchas de ellas llevadas al menosprecio por puristas de tres al cuarto, incapaces de reconocer que el futbol es multifactorial, y que cualquiera de esos factores puede ser válido para conseguir tu objetivo.

Decidió Rodrigo, curioso verdad? En el punto de mira desde pretemporada y aparece en el momento clave de lo que llevamos de temporada. Y precisamente eso, la temporada que lleva el Valencia a todos los niveles hace mucho más meritorio ese primer puesto del grupo ante dos rivales de mucha enjundia, casi milagroso. Tremendo lo vivido en Stamford Bridge y hoy en Ámsterdam, en la casa del gran maestro Johan. Bravo y suerte a un Ajax valiente, pero desacertado. Estos octavos, los juega el Valencia. Amunt!!!!

Fotos vía Twitter.