Las imágenes pueden estar sujetas a derechos de autor.

Última jornada de la fase de grupos de la Champions League, el Barcelona con el deber cumplido y ya el primer puesto asegurado para clasificar a octavos de final visita el Giuseppe Meazza para enfrentarse al Inter de Milán que se juega la vida para la clasificarse a la siguiente ronda.

Los de Conte salen con su mejor once posible y buscan ganar para avanzar mientras que Valverde sale con variantes en su cuadro titular y una formación alternativa que dota de oportunidades a quienes menos minutos han tenido en la temporada. 

Las novedades en el XI del Barça: Neto, Lenglet, Umtiti, Todibo, Firpo, Wagué, Rakitić, Aleñá, Vidal, Carles Pérez y Griezmann. 

Pese a las rotaciones en el equipo azulgrana fue descartado Riqui Puig quien viajó sólo para ver el partido desde la grada y eso provocó molestia y sorpresa en la afición culé ya que ha mostrado sus condiciones más de una vez y cada oportunidad recibida le ha valido para ganar minutos que le podrían dar un lugar en el primer equipo.

Al comienzo del partido el dominio era del Barça, teniendo el balón con buena circulación y generando las primeras ocasiones del partido. Toda creación de juego pasaba por las botas de Carles Aleñá completando un gran partido en apenas su tercera aparición de la temporada, muy poco tiempo de juego en relación con su calidad. El gol llegaría al minuto 23, jugada que empieza Antoine Griezmann mandando un balón que parte la defensa y toca entre Arturo Vidal, el zaguero central para quedar a modo y así llegar la definición de Carles Pérez. Destacable debut del canterano que aprovecha todas las oportunidades que recibe y marca gol en su debut de Champions tal y como lo hizo en el de Liga, además en este partido cumple los minutos estipulados y así mejora su contrato, cláusula y se convierte automáticamente en jugador del primer equipo, premio justo para el jugador de La Masía. 

Parecía que el primer tiempo la escuadra nerazzurri no se encontraba con su mejor versión a pesar de los esfuerzos y lapsos de presión alta que ejercía pero antes de que llegara el descanso Romelu Lukaku empata el partido con un tiro fuerte y bien colocado que termina en gol, sin embargo, no tuvo una buena noche. Mucho mérito al trabajo de Lautaro Martínez que no sólo en el gol contribuyó, encima se mandó un partidazo bestial donde mostró una sólida carta de presentación para los dirigentes del Barcelona que si ya tenían interés ahora se reafirma. El resultado no le hace justicia al partidazo del ariete argentino.

El segundo tiempo un poco de lo mismo, réplica del primer tiempo pero con el cuadro italiano mucho más agresivo y presente, todavía liderados por el incansable argentino que con su insistencia generó varias ocasiones y entre ellas tres goles que terminaron siendo anulados para los locales.

Casi al final del partido reaparece Ansu Fati, el niño sensación, increíblemente rompe otro récord más y se convierte en el jugador más joven en marcar en toda la historia de la Liga de Campeones con 17 años y 40 días, por si fuera poco gracias a un golazo que él mismo arma y combina con Luis Suárez. Sin duda, un niño especial que tiene ángel, talento y personalidad para brillar en el Barça. Otra vez La Masía se hizo presente y de manera muy importante mostrando que apostando por los de casa y dando confianza es como crece el equipo de la mano de la cantera, ya visto en esta institución y que es la esencia de este club.

Los menos habituales demuestran muy buena dinámica y enorme actuación de jugadores como Aleña o Todibo que jugando así dan un fuerte golpe en la mesa y piden más minutos/oportunidades, sumando los tropiezos de Vidal y Rakitić con Umtiti que no termina de encontrarse bien. Ya se verá que pasa en el mercado invernal. Neto garantía en la portería interviniendo correctamente cada vez que se le exigió. Buenas impresiones de Moussa Wagué, Pérez respondiendo y Ansu Fati brillando. 

El partido termina con el 1 a 2.

Inter de Milán quedó fuera de Champions. Lo positivo: que puedan dar vida y alma jugando la Serie A en la que van líderes, han mostrado sensaciones positivas bajo las órdenes de Conte.

Victoria de un alternativo pero gran Barça en un campo exigente donde La Masía se abre paso y exige más confianza.

Lo siguiente: compromiso muy exigente visitando a la Real Sociedad en Anoeta.

Por: Aina Canales